miércoles, 13 de marzo de 2013

Pope Bergoglio papa

Al Jefe del Estado Mayor de la guerra de Dios: Amarás a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo. Dice la palabra de Dios: Les doy un mandamiento nuevo: que se amen los unos a los otros, como yo los he amado"( Biblia) Quién es el prójimo? No, "que" es el prójimo, del lat. Próximus:" Hombre respecto de otro, considerados bajo el concepto de la solidaridad humana Señor Cardenal , o General para el caso bélico, no será que han distorsionado para vuestra comodidad el concepto de prójimo? y resulta ser que hay prójimos amados y prójimos odiados. Estimado Cardenal, el prójimo es prójimo , sin condiciones, o se es prójimo o no se es. Uds. desde el Estado mayor de su Corporación ( que no son ni los humildes, fieles ni creyentes) definen , deciden al mejor estilo de los " mesiánicos dueños de la verdad", que es el bien , que es el mal, quienes son los buenos y quienes los malos. Por supuesto estos juicios absolutamente subjetivos, por lo tanto carentes del necesario equilibrio, comprensión y tolerancia que predicaba Jesús, hace más de 2.000 años y desde ese mensaje de amor, reclutaba, ricos, pobres, desvalidos, leprosos, María Magdalena en su causa por la igualdad y la justicia. Recuerde, los iguales pueden ser diferentes. A su vez esta ley otorga derechos y que quienes los posean no podrán recibir el sacramento del matrimonio, ni tampoco por imperio de esta norma se producirá una transformación sociológica y moral de la sociedad, bajo nuevas formas de organización familiar, eso es absolutamente falso, y esa falsedad, dicha desde el púlpito adoctrinante, provoca miedo y culpa, muy típico de su organización. Lo que no puede ud es enmascarar sus deseos políticos de ascender en su corporación y ha elegido esta ley para confrontar con el Gobierno, una vez más (aunque para ser sinceros dentro de la interna en su organización su poder ha quedado menguado por el triunfo en Conferencia Episcopal de Monseñor Aguer de La Plata). Es evidente que si esta ley se sanciona, cosa que aspiramos, sería para ud. mucho más que una piedra en el zapato. Sería una roca insuperable, en esa carrera enmascarada, en la vida política del País y de cara al Vaticano. Señor Cardenal, reflexione, use su aparato de inteligencia ( simil SIDE) para servir a los demás, no para extorsionar a sus feligreses, ni a los que piensan diferente . Revea con humildad, en su confesión , la conducta de su organización en algunos temas como: el voto de castidad, los abusos sexuales, el voto de pobreza, la historia trágica de la iglesia en los procesos políticos del mundo ( le recuerdo 1976/83). Que la paz del señor lo acompañe.
 by forza

http://www.mdzol.com/nota/222527/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cambiar